Volaré, pero antes paro

by

Este martes sonó el despertador. Eran las 6 AM. Mi cabeza empezó a dar vueltas: Estoy cansada, no te agobies, no vayas a nadar. Pero a la vez también viajaban de un lado para otro frases como estas: Ayer ya no entrenaste, te comprometiste con tu entrenador que hoy nadarías, llevas dos semanas sin ir… No fui a nadar, pero tampoco descansé. Mi cabeza no paró, mientras intentaba volver a dormirme.

Si desconecto el fin de semana, dejo el portátil guardado, evito dejar adelantado trabajo… porque ¡es necesario descansar! ¿Qué pasa el lunes? Vuelta al: No llego a todo.

Así es. Este ha sido un inicio de semana de “no llego”.

Un martes revelador

Retomo el martes, pero cuando volvió a sonar el despertador. Eran las 7:30 AM. Cogí el móvil y escribí a mi entrenador y a mi nutricionista: “Chicos, no me paséis más planificaciones por el momento. Seguiré entrenando, pero a mi ritmo”. ¿Exploté?

Yo creo que sí. No soporto tener la sensación de que no cumplo con aquello con lo que me he comprometido. Ellos confían en mí, ellos hacen su trabajo, ellos invierten un tiempo, muy valioso por cierto.

Pero no he perdido las ganas de correr, de esforzarme, de mejorar, de volar. Tengo muy presente mi objetivo, el Medio Maratón de Valencia, y quiero seguir entrenando para ello.

Confianza y realidad

Confianza y realidad. Estas dos palabras resumen las líneas de este artículo. Confianza en los profesionales que me rodean, porque tengo la tranquilidad de que puedo transmitirles cómo me siento, sin presiones. Trabajo, familia, amigos, proyectos y le sumo el intentar sacar huecos para disfrutar de este deporte, que a mí, particularmente, me llena. ¿Por qué estropearlo entonces?

Si el cuerpo o más bien, la cabeza, me dice: Para. Paro. Esta es la realidad.

Como he dicho, voy a seguir entrenando. Mis sesiones de series en grupo no quiero perdérmelas, pero si llega el día que no llego, NO PASA NADA.

Para lograr resultados hay que currárselo, eso lo tengo muy claro, pero tampoco creo que tenga que estropear la bonita relación que tengo con el running.

Saturación, obligación… NO. Disfrute, esfuerzo… SÍ. Trabajaré para volar, pero antes descansaré para lograrlo.

4 Respuestas
  • Dani Lluch
    julio 1, 2018

    Por ahí hemos pasado todos, a desconectar, volver a disfrutar y, después, a seguir mejorando

  • Santi Querol
    junio 30, 2018

    Gema, me gusta mucho tu reflexión. Y tienes toda la razón. Esta relación con el correr tiene que ser gratificante y a veces lo dejamos de lado buscando otras cosas. Yo no entiendo el correr (y el deporte en general) sin la diversión y el disfrutar de esos momentos

    • MissLeggingsRun
      julio 1, 2018

      Entonces descanso y a cogerlo con más fuerza. ¡Gracias por tus palabras!

¿Quieres recibir la newsletter?