Triatleta urbanita

by

Tres deportes que de algún modo me acompañan, aunque uno de ellos lo hizo poco tiempo.

El agua

Lo intenté. Un año y medio aprendiendo, una vez a la semana practicándola, incluso llegó a dejar de agobiarme: empecé a saber respirar e incluso me retó a seguir, pero paré. La natación fue un intento y desde hará ahora casi un año, no he vuelto a meterme en ella, en la piscina.

¿Recordáis? Esto fue lo que dije: “No disfruto nadando, todavía no lo hago. No me gusta el agua, no me siento cómoda, no controlo la situación. ¡Qué hago aquí a las siete de la mañana! Tomo referencias para no chocarme con mis compañeros, aunque pocas veces me escapo de alguna. Las manecillas del reloj no avanzan, aunque siento que algo de sentido tendrá todo esto. Creo que empiezo a gatear en el agua”. (Tenéis el artículo completo aquí: Siempre la misma historia: Silencio y oscuridad).

La bici

No cojo grandes velocidades, las ruedas de mi bici plegable no me lo permiten. Soy feliz cada mañana cuando me coloco mi casco y salgo de casa con la mochila del portátil y la bolsa del entreno —a veces no es fácil encajarme dentro del ascensor—, pero ya empiezo a activarme.

Me muevo rápido por la ciudad en la que vivo, Valencia, no pierdo tiempo en esperar a los medios de transporte, ahorro y ¡hago ejercicio!

La carrera

Esta es mi parte favorita, la que me ha acompañado desde que tengo tres años, correr. Levantarme pronto, sacar un hueco a medio día o esperar a la noche para completar el entreno, o simplemente salir a trotar. No soy profesional del atletismo, no me dedico a ello, pero el running forma parte de mí y eso es lo que lo hace tan especial.

La suma de estas tres disciplinas y el modo en que se encajan en mi día a día me convierten en una especie de “triatleta urbanita”, de este modo me gusta definirme cada vez que me preguntan: ¿Por qué no pruebas con el triatlón? La natación ya no forma parte de este croquis, aunque quizá este verano y dada mi búsqueda en ejercicios y deportes que me ayuden a recuperarme de la lesión de rodilla, sea el momento de volver a retomarla. ¿Lograrás seducirme de algún modo querida natación?

2 Respuestas
  • Eugenia
    junio 6, 2019

    Una vez que lo pruebes NO PODRÁS VIVIR SIN EL TRIATLÓN ❤️☺️…Créeme (aun nadando fatal)

    • MissLeggingsRun
      junio 7, 2019

      jajajaja aunque lo cierto es que no me llama nada de nada, pero quién sabe… 😉

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres recibir la newsletter?