Si le das duro…

by

Hoy iba de estreno. Por primera vez debutaba en el cajón Preferente B, eso significaba salir detrás de los pro, tener muy de cerca el arco de salida y sentir ese “no se que”, algo nuevo iba a experimentar en la 4ª Carrera José Antonio Redolat del Circuito Divina Pastora Seguros de Carreras Populares Valencia.

Primero, calentamiento y reconozco que un poco de nervios. ¡No puedo evitarlo!

carrera_redolat_blogger_runner_9

carrera_redolat_blogger_runner_1

Encajonada

carrera_redolat_blogger_runner_3

carrera_redolat_blogger_runner_4

Sonaba el pistoletazo de salida. Zancada tras zancada, ellos corrían demasiado. Miraba el pulsómetro y no podía ser real, estaba corriendo a 3’35 min/km. Pensé: “Aquí hay un error”. No tenía la sensación de estar corriendo tan rápido y además, los corredores seguían pasando por mi lado a un ritmo bastante superior al mío. “Frena Gema”, me decía.

Pasó el primer kilómetro. 3’36 min/km ¿Qué? “Gema, baja”, me volvía a decir. Seguía fijándome en la marea de corredores, ¡como vuelan! No dejaban de adelantarme. El kilómetro 2 nos adentraba en la Avenida de las Cortes Valencianas y seguía sintiendo lo mismo, pensaba que el ritmo, luego, me pasaría factura. Recordé las palabras de mi entrenador Haruki de Sanus Vitae: “Hoy nadie va a tirar de ti, corres sola. Encuentra tu ritmo y si puedes unirte a un grupo y mantenerlo, perfecto”.

Vale. Voy al ritmo. Empecé a encontrarlo sobre el kilómetro 3. ¿Os suena la cuenta atrás? Mi cabeza ya estaba maquinando: “Me queda la mitad y restando”. Pero fue una sensación distinta, me reía de mi misma en carrera. Lo que en otras ocasiones podría haber sido un: “No puedo más”, esta vez fue: “Quiero exigirme más”.

El Río Turia y…

Bajamos al Río Turia y me transporté a mis entrenamientos, no hay nada como disputar una carrera en terreno conocido. Apreté un poco más. Solo un poco más. 2 kilómetros y listo.

Pero fue un tramo largo para mi coco. Miraba al frente esperando percatarme cuándo tocaba girar a la derecha, eso indicaría que estábamos volviendo a las Pistas de Atletismo, la meta. Tan solo quedaba un kilómetro. Giré y me dije: “Gema, solo una serie de 1000 m”. Mis piernas respondían y mi aliento me decía que sí podía hacerlo. Ya no miraba el pulsómetro, pero seguía dándole a mi cabecita. Me acordé de esta misma carrera, la que disputé hace dos años, esto es otra cosa. (La misma prueba hace dos años).

Lo escuchaba. Las pisadas, el aliento, la voz del speacker. Entré en el estadio.

carrera_redolat_blogger_runner_5

Tenía que exprimirme un poco más y lo hice, crucé esa línea de meta. Luché.

carrera_redolat_blogger_runner_6

¿Los tiempos? Seguía pensado que el tiempo que me marcaba no era el real, ¿una media de 4’01 min/km? No era para nada viable. Luego vino la realidad, el tiempo oficial me decía que me quedaba en 4’16 min/km, así me lo comunicaba el sms del móvil. Igualmente ¡muy contenta! Sigo diciendo que la clave es ir dando pasos firmes, pero poco a poco. Así, sí que disfruto de este deporte.

carrera_redolat_blogger_runner_7

Pd: Andrea Ferrándis, mi nutricionista, la pizza de la cena post carrera vino genial 😉

Fotos: Dhos Photography

4 Respuestas
  • Jordi
    febrero 20, 2017

    Escribir, y hacer que la gente se identifique y haga suyo tu texto, es la sensación que todo lector desea sentir… De blogger y runner a blogger y runner, espero que sigas así!

    Lo siento, sobre moda si que no tengo ni la más remota idea

    • MissLeggingsRun
      febrero 20, 2017

      Hola!! Vaya, que alegría leer esto que me dices. Pues es un placer que te sientas identificado. Como bien sabes, en una carrera se viven muchas cosas. Muchas gracias!

  • David
    febrero 20, 2017

    Me adelantaste en el último km cuando ya no podía más, esta te la debo, jejeje.
    Enhorabuena!!!

    • MissLeggingsRun
      febrero 20, 2017

      Jajaja si??? Pues ya sabes, a la próxima te toca adelantarme a mi 😉 Gracias!

¿Quieres recibir la newsletter?