Sanitas Marca Running Series: Me controlé

by

¡Prisas! Llegué justa, nerviosa y dentro de mí pensaba ¿cómo correré esta vez? La Sanitas Marca Running Series Valencia (10K) volvía a ser, un año más, la última carrera valenciana del año a la que me enfrentaba.

“¿Ves? ¡Me tiemblan las manos!”. Esto fue lo que le dije a un fotógrafo amigo que se acercó para saludarme. “Sí, está nerviosa”, respondió mi pareja asintiendo la cabeza. Como cada carrera allí estaba él, con Rocky.

“¡Ya está!”, me dije. Acababa de colocarme detrás de la línea de salida. Ya había dedicado unos minutos a calentar, los que me dieron tiempo, y ahora solo tenía que hacer una cosa, correr.

Sanitas Marca Running Series

Foto: Sanitas Marca Running Series

Lo recuerdo perfectamente. Fue una salida rápida.

Sanitas Marca Running Series

Foto: Sanitas Marca Running Series

Mi mirada no dejaba de revisar el pulsómetro. ¿Voy demasiada lenta? Eso era lo que pensaba. Sentía que mis zancadas eran lentas, pero mi reloj no decía lo mismo. Decidí aguantar ese ritmo, pues aparentemente mis pulsaciones me decían que todo estaba en orden.

“Pam, pam, pam”. Si no quiero pensar en el ritmo, tendré que marear a la cabeza con otra cosa. Empecé a pensar en mis zancadas, en intentar hacer una pisada más eficiente. “Pam, pam, pam”, una palabras que me repito en mis sesiones de series y que me funcionan. Era el momento de probarlo en carrera.

Sanitas Marca Running Series

Sanitas Marca Running Series

Respiraciones

¿Quién me sigue? Me sentía sola, pero escuchaba de cerca las respiraciones ahogadas de alguien. Las largas rectas que caracterizan a esta prueba habían ayudado a que despegara el pelotón de los veloces corredores de la primera línea de salida. Mi compañero de carrera ahora era el asfalto. Silencio y esa respiración… Estaba más cerca, muy cerca, hasta que logró adelantarme. Era una chica que me había seguido durante gran parte de la prueba y que finalmente me dejaba atrás.

Ya solo me quedaban ellos. Sí, pues otro grupo de corredores parecía mantener el mismo ritmo que yo. Uno de ellos parecía ser la liebre del grupo y les iba cantando el ritmo que llevaban, a la vez que les motivaba a seguir. Aunque sus mensajes no iban para mí, también me servían de empuje.

Viajé en el tiempo

“No lo mires, es cuestión de confianza”. Esas fueron las palabras que me llevé el año pasado cuando corrí esta misma prueba y de repente volvieron a mi mente. Estaba en la zona del Paseo de la Playa de la Malvarrosa y esa recta empezaba a hacerse excesivamente larga. No olvidaré el mensaje que le repetía a mi cabeza: “Solo tengo que llegar al kilómetro 9”, me decía a mí misma. Sabía que una vez allí, la carrera ya la tendría hecha. En esta recta, estaría por el kilómetro 8. ¡Solo un kilómetro!

No quería bajar el ritmo. ¡Lo estaba manteniendo, yo sola! Nadie tiraba de mí.

Y recordé ese grito que Sucman, quien me acompañó el año pasado, me gritó una vez alcanzado el kilómetro 9: ¡Vamos!

Empecé a sonreir y mis piernas pusieron la última marcha que le quedaba. El arco de llegada a meta allí estaba, aunque el crono parecía alejarse. Seguía sintiendo que podía y miré bien esos numeritos. Estaba apunto de alcanzarlos y jamás los había tenido tan cerca: 00:43:31. Esta vez ese nervio previo a la carrera me dio esa chispa y supe controlarlo. ¡Cada carrera es un aprendizaje!

Sanitas Marca Running Series


La Sanitas Marca Running Series Valencia se resume en una carrera rápida, ¡sin duda! Ya puedo decir que se ha convertido en la prueba perfecta para cerrar el año. Analizar y poner el punto y final a un año de mucho aprendizaje.

¿Quieres recibir la newsletter?