Preparación Maratón Valencia: El entrenamiento del coco

by

Mi cabeza ya tiene tres deberes que hacer. A prácticamente a una semana para la media maratón y apenas un mes para la gran prueba, la maratón, mi coco parece cobrar mucha más importancia de lo que pensaba. Si bien había estado dando especial importancia a mis piernas desde que “me lancé a la piscina” ahora han pasado a un ligero segundo plano.

Tras mi primera sesión de psicología deportiva con David Llopis, esta  semana volvía a enfrentarme cara a cara a sus preguntas. Esta vez llegaba motivada,  mi rodilla ya daba signos de recuperación y más aún después de haber vuelto a ponerme un dorsal y disputar la pasada carrera del Circuito de Carreras Populares de Valencia. ¡Mi rodilla había respondido!

El objetivo oculto

‘¿Cómo te encuentras?’, me pregunta David Llopis. Era fácil entender que la cuestión giraba en torno a saber qué tal estaba mi rodilla, cómo iban los entrenamientos, cómo me sentía tras la recuperación. Mi cara lo decía todo, estaba feliz, había logrado superar un obstáculo y el camino hacia mi objetivo ya no se veía tan borroso. ‘Bien, ¿cuéntame la última carrera?’, continúa. Era sencillo de responder: ‘¡Fenomenal! Me había propuesto correrla a sensaciones, no forzar, por lo que quise ir a un ritmo de 6 m/km’. ‘¿Y lo hiciste’. Seguía con la sonrisa en mi rostro: ‘No, la terminé en un ritmo más bajo, ¡positivo porque eso significa que me encuentro bien!’. ‘¿Pero no te habías marcado un objetivo de seguir un ritmo?’, me vuelve a preguntar. Mi grado de satisfacción empezaba a bajar… ¿una pregunta con truco?, estaba mejor ¿había algún problema en ello? David Llopis consigue que recapacite por unos instantes, el cartucho de preguntas lo tiene lleno y me las lanza apuntando donde más  duele: a mi ego. Con mis respuestas llegamos a una conclusión. Tenía un objetivo claro, verbalizado y contado a todos, pero a la vez tenía un objetivo oculto… Si me encontraba bien sabía que iba a dar más de mi misma y así fue, pasé de querer mantener un ritmo de 6m/km a terminar en 4:30m/km. ¿Qué pasaría si adoptase la misma actitud en la maratón? ‘Pincharía’ Una respuesta clara y con cabeza.  Me había dado cuenta que tenía un trabajo que hacer, no engañarme a mí misma, tener un objetivo claro y mantenerlo, ser consciente de la dureza de la prueba y que mis ansias de querer dar lo mejor de mi misma tenía que controlarlas porque me podían pasar factura.

Los nervios previos a la prueba

‘¿Cómo dormiste la noche antes a esta última carrera?’. Ese día me acosté temprano, quería descansar pero mi cabeza no dejaba de dar vueltas, era una prueba importante para mí porque iba a probar cómo respondía mi rodilla. ‘¿Eso te pasa en cada prueba?’ ‘Sí’. ‘¿Qué hiciste el día de antes?’ ¿Eso importaba? No entrené fuerte, si esa era la respuesta que quería oír, pero inmediatamente me di cuenta que por ahí no iba la intencionalidad de la pregunta. David Llopis me hizo entender que el día previo a la carrera era vital, que tenía que tenerlo muy bien planificado y evitar cualquier situación que hiciese recordar la carrera. Simplemente tenía que mantener mi cabeza ocupada ¡Algo tan sencillo como disfrutar del día! ‘Gema, planifica siempre tus días previos a una carrera y tu cabeza no llegará agotada a la hora de dormir’. ¿Y cómo lo hago? No parece una tarea fácil… Para una persona inexperta como  yo resulta difícil controlar sus estados de ánimo. Me enseñó la existencia de muchos métodos de relajación que me ayudarían a controlar ese estado de nerviosismo y solo tenía que empezar a ponerlos en práctica.

Preparación maratón Valencia: mis deberes

¡Una segunda sesión cargada! Cuando ya pensaba que tras mi lesión lo único que tenía que trabajar eran mis entrenamientos, sumar kilómetros poco a poco, mi cabeza tenía sus propios deberes que hacer. Tres para ser exactos: marcarme un objetivo claro, planificar mis días previos a la carrera y trabajar ejercicios de relajación.

El camino para la maratón continúa y mi cabeza parece que va a tener más importancia de la que me esperaba, ¡a entrenarla!

2 Respuestas
  • @contadordekm
    octubre 15, 2014

    Con mucho tu entrada que más me ha gustado. Esas alegrías en maratón se pagan …piensa un plan y ejecútalo…gran consejo. Nos vemos por Valencia!

    • Gema Payá
      octubre 16, 2014

      Gracias!! Muchos son los consejos… intentaré ponerlos en marcha y sobretodo disfrutar!!

¿Quieres recibir la newsletter?