¿Pantalones cortos o mallas cortas?

by

Si se sube, fuera. Si no voy cómoda, fuera. Si no me siento identificada con ellos, fuera. Si se llevan, pero no me gustan, fuera. Esta es la relación que he tenido hasta ahora con los pantalones cortos ajustados/mallas cortas.

Esta temporada Primavera/Verano parece que esta prenda tendrá protagonismo en la moda para correr.

Lanzo la pregunta en twitter y este es el resultado:

De un total de 60 votos, el 55% prefiere correr con pantalones cortos, mientras que el resto, el 45% es más de mallas cortas ajustadas.

La mayoría coincide conmigo, soy más de correr con pantalón corto, el que no ajusta, pues noto las piernas más libres y no siento presión en el muslo. Sin embargo, los hay los que los prefieren con un mayor ajuste. Viendo los datos, las preferencias no distan apenas.

Mallas ajustadas en corto, pero no tan cortas

La razón de lanzar este tema nace a raíz de probar recientemente un modelo de mallas cortas de Ipso, marca propia de Sprinter. Mi primera impresión fue esta: “Pufff veremos qué tal…”. No suelo apostar por ellas, porque me resulta complicado encontrar unas que me adapten bien y suelo caer en lo mismo: Estas son de mi talla, pero me ajustan en exceso o estas creo que sí… pero se me suben al correr. El corte de este modelo de mallas en corto es más largo a los que antes había utilizado, cubre más superficie del muslo, por lo que ajustan lo necesario y, a nivel personal tras utilizarlo, no se suben.

Otros en cambio me dicen: “Gema… se nota que no eres bici…”

¡Aquí van!

 

¿Quieres recibir la newsletter?