“No lo mires, es cuestión de confianza”

by

Frío, viento y los nubarrones avisaban de que poca tregua tendríamos. Este pasado domingo, en la 10K Sanitas Marca Running Series, el compañero de carrera de todos no fue otro, que el mal tiempo.

Apenas faltaban pocos minutos para que diera comienzo la prueba y la lluvia nos daba los buenos días. Gotas no, “gotarrones” y lo miré: “¡Vamos a por ella!”. Así le dije a Sucman (BetaTrailRunner), él sería mi compañero de carrera en un intento de forzarme en una distancia como esta, 10 km.

10k Marca

Él ya sabía el ritmo al que teníamos que ir, por lo menos ese fue el que le advertí. Yo no tenía que mirar el pulsómetro y solo tenía que seguir sus zancadas. “Gema, esto es cuestión de confianza”, así me dijo nada más empezar. Eran rectas muy largas y el viento no ayudaba. Solo pasaron unos metros de la salida cuando me dijo: “Ponte detrás de mí”. No dejaba de tropezar con sus talones, quería ir tan pegada a él que se llevó varios pisotones. Un perdón ¡constante!

¿Confianza?

Pasaron dos kilómetros cuando un corredor preguntó: “¿A qué ritmo vais?” Quise hacerme la sorda, pero lo escuché. ¿Cómo? Íbamos más rápido de lo previsto y Sucman entre risas intentó hacerme creer lo contrario. Dejamos atrás el kilómetro cuatro y escuché: “Ya tenemos casi la mitad hecho”. Las piernas me pesaban, las mallas estaban empapadas y él ir pisándole los talones provocaba que apenas pudiese ver los charcos. Los pies estaban bien húmedos. Pensé… “Hoy será el día de las ampollas”.

“¿Cuándo apretamos?”, me preguntó. ¿Cómo? No sentía que podía incrementar la velocidad, de hecho mi cabeza solo quería restar kilómetros.

10k Marca

– Kilómetro 6:

Sucman: “¿Apretamos?”.
Yo: Esperamos a llegar al kilómetro 7

– Kilómetro 7:

Sucman: “¿Cómo te ves?, ¿Apretamos?”
Yo: Mejor lo vemos en el kilómetro 8

No pasó mucho tiempo desde esta pregunta para que Sucman se diera cuenta de que no iba a poder ser. Llegamos a la zona del Paseo de la Playa de la Malvarrosa y la lluvia y el viento sacaron su mejor versión. Ya teníamos suficiente con el panorama como para estar pensando en dar más. Así pues, me dijo: “Vamos a mantener el ritmo”.

10k Marca

10k Marca

Pero llegamos al kilómetro 8 y el viento se calmó. Mi cabeza pensó en que la cuenta atrás estaba de mi parte, ¡solo nos quedaban 2 km! Me puse paralela a Sucman y noté que yo misma incrementaba el ritmo. Quedaba un kilómetro cuando me preguntó: “¿Quieres lograrlo?” Mi respuesta fue clara: No. Pero solo bastaron segundos para gritar entre risas: “¡Vamos!”.

Llegamos a la recta final, quería ver a lo lejos el arco de meta, pero con el mal tiempo la organización optó por desinflarlo. Solo sentía que tenía que correr, mientras me gritaba. Quería intentarlo, pero las fuerzas… Noté como a escasos metros de llegar, él aminoraba el ritmo. Me giré, lo cogí y entre risas cruzamos la línea de meta.

¡Lo rozamos! 00:45:22. Sí, fue cuestión de confianza.

Fotos de Sucman en carrera.

PD: Se que el 00:45 está cerca. Gracias a Carreraspopulares.com por recomendarme esta carrera. Pese al temporal, mereció la pena 🙂

¿Quieres recibir la newsletter?