La moda running y lo que antes era impensable

by

Recuerdo correr las competiciones de campo a través con las mallas de licra “de toda la vida”, las mismas que utilizaba debajo de los pantalones cortos del equipaje de baloncesto. Hoy en día las cosas han cambiado.

Hace unos años no me atrevía a salir de casa en mallas. Recuerdo mi época de la universidad, cuando me enfundaba unos pantalones de licra anchos (estilo mallas de gym) encima de las mallas largas de color negro, excesivamente ajustadas y con la sensación de que lo estaba enseñando todo. ¡Qué poco favorecedora me veía con ellas! ¿Cómo iba a salir de casa en mallas? Nada más llegar al lugar de entreno, me quitaba los pantalones y me los ataba a la cintura. Una vez empezaba a correr ya no me sentía tan observada ¿Vergüenza quizá? Recuerdo que no era nada cómodo correr así.

Ahora, salgo de casa y observo. El escenario ha cambiado, y mucho. Hoy “la malla negra” no es la única opción, incluso existe toda una tecnología y tejidos que nos acompañan para que disfrutemos de nuestros kilómetros, no solo desde la parte estética, sino también desde el lado técnico y comodidad para el corredor.

Colores para todos

Ahondando en los diseños y más en concreto en el color, el clásico negro, gris y azul ha dejado paso al color flúor, chillones y estampados ¡Esto se ve en la calle! Pero… ¿seguimos prefiriendo los colores de siempre?

Con esta pequeña reflexión os acerco un nuevo look running de la línea sport de la firma Gisela Intimates. Una propuesta que sigue por la línea del clásico negro, pero que suma tonalidades más chillonas como lo es el fluor y el juego de los estampados.

Para terminar, una cosa más: ¡Antes me era impensable salir a correr en top! Entonces pregunto: ¿Todo se resume en normalización?

moda running

 

¿Quieres recibir la newsletter?