Maratón Valencia: Desde el otro lado ¡se vibra!

by

Sonó el despertador. No estaba nerviosa, sino impaciente. En la ducha, después de darle al play a una de las listas de Spotify, empecé a bailar. Tiempo para mí, de sentir el agua que sabía a domingo. Con ligera rapidez por no coger frío, mientras me secaba, la pantalla del móvil empezaba a encenderse. Una, otra… saltaban las notificaciones. La app de Maratón Valencia me avisaba de que los corredores ya estaban en marcha.

Bajé de casa. Hacía fresco y las calles estaban prácticamente solitarias. Una mezcla de silencio, tranquilidad y la alerta de que Valencia estaba lista para recibirlos. Las vallas que cortaban el tráfico estaban acompañadas de los coches de policía que también esperaban. Estaban de camino.

La élite, de cerca

“Rápido Gema, que no llegas a verlos”. Una larga hilera de mesas de avituallamiento, botellas listas y ordenadas por número de dorsal para ellos, la élite del maratón. Ellos estaban a punto de llegar y era la primera vez que iba a verlos tan de cerca.

Maratón Valencia

Sirenas, motos… ¡ya estaban ahí!

Paro para deciros algo: Mientras escribo esta crónica, estoy viendo la repetición de la retransmisión de la prueba por Movistar Deportes, en el programa #Vamos. Y ahora, en este mismo instante, alcanzan ese avituallamiento, pasado el kilómetro 31, dónde me encontraba. De nuevo, ¡pelos de punto al verlos!

Maratón Valencia

Seguí mi rumbo. Me fui en busca del kilómetro 30, ese era el punto donde me quedaría: ¡Animando al resto!

Kilómetro 30

La aplicación de la prueba me iba guiando. Tenia corredores amigos a los que seguía ¡era una locura! Quería saber cuándo pasarían por el km 30, cuando podría lanzarles ese grito ¡El muro! Pero no podía dejar de mirarlos, a ellos, a los corredores, sus miradas, sus gestos, ¡no era viable bajar la mirada para estar pendiente del móvil! La carrera estaba ahí, en el asfalto y no quería perderme nada.

¡Te conozco! ¡Te grito! ¡Me gritas tu! Era una fiesta en toda regla. Veía cansancio, esfuerzo, miradas fijadas al frente, ese no puedo más… pero a su vez ilusión, pasión, ojos que vibraban y eso… eso es… un maratón.

Maratón Valencia

Valencia es la ciudad del running. Si no se corre se anima y como ya dijo Carlos Domingo en la retransmisión en directo “el Maratón Valencia contaba con cinco puntos de animación por kilómetro”. ¡Esta es la ciudad del running!

Hoy no me puse las zapatillas, pero hoy ese chute de ilusión me lo regalasteis todos vosotros. Maratonianos y corredores de la 10k, que no me olvido de vosotros, habéis trabajado para ello y lo habéis conseguido. ¡Enhorabuena!

Maratón Valencia bate cuatro récords

Maratón Valencia 2018 cierra batiendo cuatro récords: Gebreselassie gana con 2:04:31 (novena marca mundial de esta temporada), en féminas Dido destroza el crono con un tiempo de 2:21:14 y ya para terminar, el Maratón de Valencia se sitúa entre los diez más rápidos (9ª posición de mejores marcas de la historia).

¿Quieres recibir la newsletter?