¿Cuál es la calidad de mi sueño?

by

Son las 6:00 de la mañana y me encuentro delante de una página en blanco. Esta es una rutina bastante habitual, levantarme pronto para dejar listos artículos pendientes. ¿Y no tienes sueño? A esta pregunta la respuesta es clara: ¡Por supuesto! Espero que me salga la inspiración y lograr resumir en este post mi experiencia de estos días llevando la pulsera de actividad FitBit Alta HR. El análisis es el siguiente: ¿Cuál es la calidad de mi sueño?

El 31 de marzo cogí el tren rumbo a Madrid con un objetivo, analizar la calidad de mi sueño. Sabía cómo y con qué iba a hacerlo, algo de información tenía, pues llevaba desde la noche del 29 de marzo durmiendo con la pulsera de actividad FitBit.

Llegaba a la capital siguiendo la siguiente dirección en el Google Maps, el Hotel Only You. No iba  a estar sola, pues allí me encontré con dos compañeras más con el mismo objetivo, Eli de My Red Spirit y Laura de Lula&Co.

¿Sabéis cómo dormís?

¿Tenéis datos de vuestro sueño? Esta fue la pregunta del equipo de FitBit nada más llegar a la cita. Sí, los tenía, había trasteado un poco con la pulsera y la aplicación. Sabía cuantas horas había dormido las noches anteriores, tenía gráficas, pero no sabía analizarlas. “Mañana vendrá la experta en el sueño. Ella os traducirá los resultados de cada una de las gráficas. Sabréis cómo es la calidad de vuestro sueño”, nos dijo el equipo de FitBit. De primeras, ya me fui algo preocupada, intenté traducir los datos y estos apuntaban a pocas horas de sueño y una calidad… que estaba por ver.

La hora de la verdad

Sonaba el despertador. Eran las 7:15 de la mañana y me levantaba para intentar seguir con una de mis rutinas de la semana, el plan de entrenamiento. Además, estaba en Madrid y no podía dejar perder la oportunidad de salir a correr por El Retiro. Pensaba: “Tenía que venir al hotel y descansar, pero que me quiten lo ‘bailao’, así mis horas de sueño no serán tan diferentes a un viernes cualquiera en Valencia”.

¡¡Ver Madrid despertar!! Dormí poco, ¿pero descansé? Hoy con @fitbit lo sabré 🙈💤#fitbitaltahr

Una publicación compartida de Miss Leggings Run by Gema Payá (@missleggingsrun) el

Llegaba la hora de la verdad. ¿Cómo habéis dormido? Estábamos todas sentadas para desayunar (yo ya llevaba dos barritas previas) y aprovechamos este momento para analizar el sueño junto a Cristina García de Leonardo, Profesora de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid y Especialista en neurofisiología clínica.

Empezó el ‘baile’ de gráficas y esta fue la mía:

calidad de mi sueño

“Si aprendes a vivir, aprendes a dormir”. Esto fue lo que nos dijo la experta del sueño.

  • Gema, no te preocupes porque tu calidad del sueño es buena.
  • ¿Cómo?

 calidad de mi sueño

En efecto. Cristina nos explicó cada uno de los valores de la gráfica y cuáles deberían ser los resultados óptimos.

La gráfica se divide en cuatro valores:

  • Tiempo despierto (5-10%): Aunque creamos que estamos durmiendo, hay una fase del sueño en la que seguimos despiertos. Yo estuve en un 13%.
  • REM (20-25%): Es la fase en la que estamos soñando. Cuando registramos un porcentaje mayor de sueño REM puede traducirse en situaciones tales a haber dormido poco las noches anteriores, haber bebido alcohol… El mío fue de un 23%.
  • Sueño ligero (50-60%): Esta fase está muy relacionada con la memoria. Pensamientos que tienen que ver con recuerdos que nos han pasado, que por lo general, son anteriores a ese mismo día que acabamos de experimentar antes de irnos a dormir. El mío fue de un 42%.
  • Sueño profundo (10-15%): Esta es la parte del sueño más reparadora. Seguro que os sonará el haber dormido mucho, despertaros y estar como un poco atontado. El mío fue del 23%.

Después de haber visto cómo debería ser un sueño en condiciones óptimas y ver los resultados de mi gráfica, ¡apunta a que la calidad de mi sueño es buena! Los datos se acercan a una calidad del sueño positiva. Pensaba que al registrar más porcentaje de sueño ligero, frente al profundo, mi calidad de horas de sueño no eran buenas. Me equivocaba.

Os dejo con el análisis de mis compañeras:

My Red Spirit: Dulces Sueños con FitBit Alta HR

Lula&Co: Durmiendo con FitBit

¿Y cómo lograr saberlo la pulsera FitBit?

La FitBit Alta HR cuenta con dos mediciones, el pulsómetro que mide las pulsaciones y el actígrafo, que mide nuestro movimiento. La duda era la siguiente: Entiendo que a través de mis pulsaciones puede saber si estoy parada o no, y el actígrafo detecta cuando estoy durante cierto tiempo parada, ello indicará que estoy durmiendo, pero ¿cómo sabe diferenciar la fase REM de cuando estoy despierta? La respuesta es que cuando soñamos nuestra frecuencia cardiaca varía y la pulsera detecta esa variabilidad.

Llegado hasta aquí, la conclusión a este estudio es que pese a que mis horas de sueño se resumen en unas 6 horas diarias, la calidad de mi descanso es óptimo. Según la doctora, el practicar deporte y tener unos hábitos ordenados ayudan a que la calidad sea mayor.

Para terminar, esta fue mi pregunta: Dado el ritmo de vida que llevo ¿debería dormir más? La respuesta de la doctora fue la siguiente: “Tenemos que aprender a dormir con nuestras limitaciones. Mientras no crucemos la línea roja y no nos impida ser feliz y disfrutar de la vida”. Y vuelvo a remitirme a sus palabras del principio: “Si aprendes a vivir, aprendes a dormir”.

Aprovecho para dar las gracias al equipo de FitBit por darme la oportunidad de formar parte de este estudio y de compartirlo con Laura y Eli. También al Hotel Only You por habernos hecho sentir como en casa.

 calidad de mi sueño

El mejor maquillaje de una mujer es su sonrisa.

calidad de mi sueño

Foto Eli Red Spirit

calidad de mi sueño

Foto Eli Red Spirit

Post patrocinado. Nunca hablaré de un producto que no responda a mis principios, gustos y valores.

¿Quieres recibir la newsletter?