Hoy no voy a hablar de moda runner

by

Llevo días queriendo nutrir mi blog con nuevas propuestas para correr, la moda runner me llena, ¿no es así? Reviso mi última entrada sobre ello y advierto que no he vuelto a publicar desde finales de agosto. ¿Qué está pasando?

He intentado enfundarme mallas para salir a correr, por ejemplo, pese al calor que parece no querer despedirse. He probado prendas, sí, y puedo daros feedback; nuevos modelos de sujetadores, unos para deportes de alto impacto y otros no destinados para ello; en zapatillas sigo apostado por un modelo que ya hace tiempo logró atraparme; calcetines… algunos evitaré volver a enfundármelos: una, dos, en tres ocasiones terminé con ampollas.

El podcast… volverá, de eso estoy segura.

¿En qué pienso?

Pienso en que cada paso que doy tiene un sentido, sea o no el correcto, y que el resultado es el deseado o todo lo contrario. Nadie me ha puesto barreras, nunca me dijeron en casa ‘no lo hagas’. Mi respuesta siempre fue: voy a intentarlo.

Llevo escuchando esta frase cada vez que me pongo las zapatillas, voy a una carrera, cojo el móvil para comunicar o me coloco delante de una cámara: se nota que disfrutas. Entonces, cuando los artículos terminan sin empezar a ser escritos, cuando mi nervios me traicionan, cuando mi cabeza no para de dar vueltas sin llegar a nada, pero en mi interior siento que algo tengo que cambiar, mi conclusión es que avanzo y esa sensación, me gusta, aunque sepa algo agridulce.

Esto continúa, no me cabe duda, porque disfruto y esa es la principal razón de la creación de este proyecto. «El día que deje de disfrutar, lo dejaré», sigo reafirmándome con esta declaración. De momento, mi coleta vuelve a dar guerra (sí, esa que se mueve de un lado a otro al trote en carrera) y eso es avanzar.

Ningún comentario aún

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres recibir la newsletter?