¿Deportista? ¿Cómo tienes tus dientes?

by

Los deportistas tomamos muchos hidratos de carbono y somos más propensos a no tener los dientes blancos. ¿Cómo? Jamás me había planteado esto. Hace una semana que terminé mi blanqueamiento dental y descubrí que la salud bucodental es mucho mas importante de lo que creía para el deportista.

¿Por qué siempre estás sonriendo? Esta es una pregunta que me hacen a menudo y sinceramente no sabría decir muy bien el por qué. No es que me guste sonreír, solo que intento divertirme en lo que hago y la sonrisa puede que sea la consecuencia. Creo que no hay nada de malo en eso, ¿no? Con el tiempo la sonrisa deja de ser lo blanca que nos gustaría y es aquí cuando buscas soluciones. Me limpio los dientes cada día, intentando hacerlo después de cada comida y ya no eran lo blancos que eran.

¿Qué pasa cuando tomamos bebidas isotónicas o geles en carrera?… Me paro a pensar y lo cierto es que, por mi parte, no hago nada. No sabría decir cuánto tiempo pasa hasta que cepillo mis dientes. Pues aquí está uno de los problemas.

Así empezó la sesión de blanqueamiento en la clínica Muller (Valencia):

  1. Lámpara Zoom de LED: Activa el producto (peróxido de hidrógeno) que se coloca encima del diente. En una sola sesión lo normal es que se blanqueen dos-tres tonos.

Fue una sensación extraña, porque fijaos lo que montaron en mi boca.

¿Deportista? ¿Cómo tienes tus dientes?

¿Deportista? ¿Cómo tienes tus dientes?

Como me explicaron, se tiene que hacer así para aislar bien los labios y las encías. Cuando se coloca el blanqueador la encía se deshidrata también, se queda como blanquecina, pero es una deshidratación momentánea, en muy pocas horas ha desaparecido del todo. Tengo que deciros que esta parte me asustaba un poco.

Conforme me explicó la doctora Muller, la luz lo que hace es limpiar la primera capa del diente, no abrasiona, solamente elimina los hidratos de carbono que se han depositado dentro del poro. Como una limpieza de cutis, pero del diente, por eso cambia el color. Es aquí cuando entendí el porqué los deportistas tendemos a no tener los dientes tan blancos.

¿Deportista? ¿Cómo tienes tus dientes?

¿Deportista? ¿Cómo tienes tus dientes?

  1. Férulas en casa: A las 48 h. de hacerme el blanqueamiento en clínica, tuve que recoger unos moldes para hacer el blanqueamiento nocturno en casa. Es decir, colocarme cada noche el molde con el producto, un mínimo de cuatro horas. Esto se traduce en que dormía con las férulas cada noche.

Y así, durante cuatro semanas estuve durmiendo con los moldes, siempre con un seguimiento constante de la doctora para comprobar qué tal me iba y si tenía sensibilidad (dolor). Y sí, la tuve, es por ello que en la semana número tres reduje la aplicación del producto y en el molde solo colocaba producto en los caninos (Por dos razones: en el resto de dientes ya había llegado a mi máximo blanco y segundo, para evitar tener más sensibilidad). Así pues, cuando terminaron las cuatro semanas, me dieron otro producto para terminar con esa pequeña sensiblidad que tenía y contínue durmiendo con las férulas y el nuevo producto.

¿Dientes muy blancos? Yo no quería un diente excesivamente blanco, es decir, un blanco nuclear. Buscaba un blanco natural y como ya me avisó la doctora, llegarás hasta el blanco que deje tu diente.

Y así fue. Conseguí llegar a mi blanco tope y lo mejor de todo es que el objetivo es mantener el color como mínimo dos años.

Fue un tratamiento largo, pero prefiero que no me den un único fogonazo y me dejen los dientes extra blancos y al poco tiempo perderlo.

¿Deportista? ¿Cómo tienes tus dientes?

Espero haberme explicado bien en cada uno de los pasos y lo dicho, los deportistas tenemos un mayor factor de riesgo de propensión a la caries y a su vez, mantener los dientes blancos cuesta con ¡tantos hidratos!

Fotos por Hastphoto

Post patrocinado. Nunca hablaré de un producto que no responda a mis principios, gustos y valores.

¿Quieres recibir la newsletter?