Correr aumenta la confianza en uno mismo

by

En esta ocasión voy a acercaros conclusiones: Correr aumenta la confianza en uno mismo. Así lo dice un estudio publicado por el Journal of Adolescent Health que ha constatado que el ejercicio incrementa la autoestima, especialmente entre las jóvenes con un mayor índice corporal.

“Todos participamos en conversaciones internas negativas”, dice la coautora del estudio Dorothy L. Schmalz, profesora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Utah. Ella explica que salir y hacer una actividad saludable, como correr, puede mejorar nuestro estado de ánimo y energía, hecho que puede desencadenar en una conversación interna positiva que nos anima a tomar una decisión saludable (como por ejemplo, tomar una pieza de fruta en vez de recurrir a un paquete de galletas). Como señala dicho estudio publicado en la revista womensrunning.com, esta suma de actos crea un ciclo de hábitos saludables, mientras que la confianza en uno mismo sigue alimentándose.

Suma de pequeños cambios = Un gran cambio

¿Os suena? ¿Habéis experimentado esta situación? Recurro a otra cita del estudio: “Incluso si solo sales a correr un cuarto de milla, piensas que no es mucho, pero realmente, la suma de todos esos pequeños cambios, puede llegar a desencadenar un gran cambio”, dice Schmalz.

Recordad aquella semana que lograsteis cumplir con vuestro pequeño objetivo. ¿Quizá salir a correr esos días que teníais planificado? ¿Y qué sentisteis? Pero avanzo un poco más. ¿Qué pasó por vuestra cabeza cuando conseguisteis repetir ese mismo hábito durante un mes? ¿Os notasteis más enérgicos, con ganas de cuidar vuestra alimentación, quizá? O igual nació en vosotros la motivación de hacer cosas que jamás pensasteis que haríais como ser más ordenado en casa, ir caminando al trabajo o en bici o plantar un huerto urbano (eso me ha pasado a mí).

Analizad. Por mi parte, corroboro que así es y diré más, noto cuando dejo de lado ese hábito: soy más desordenada, las horas del día me consumen, no encuentro ese hueco para desconectar… Pierdo esa energía para hacer otras cosas que me generan satisfacción y que a su vez, me relajan.

Como remarca el estudio, el empezar a identificarse como un corredor, también se traduce en sentirse identificado con todos los aspectos positivos asociados. Y algo que quiero destacar y que se resalta en dicho análisis: no tenemos que obsesionarnos en compararnos con corredores más experimentados. Ellos también empezaron, les costó, se lo curraron al igual que harás tu, pero eso sí, con tiempo y constancia. Todo llega.

¿Quieres recibir la newsletter?