Conozco Biolage: ¡Cuido mi cabello!

by

¡Hoy me decido, hoy cambio! Cuántas veces habré dicho esta frase cuando cojo cita en la peluquería. Después de intentos, de querer convencerme que lo haría llego a la siguiente conclusión: ¿Y por qué cambiar?

“Queremos que pruebes la nueva paleta de tonos de la firma Matrix”. Esta fue la propuesta que me hicieron y automáticamente pensé: “¿Color? ¡Yo no me atrevo!”. ¿Por qué cuando hablamos de color en el cabello pensamos en CAMBIAR? Ahora digo: Color puede ser igual a potenciar, hidratar y natural. No quiero cambiar, solo quiero sentirme natural. Ahora bien ¿qué es un color natural? Me dejé llevar y descubrí.

“Quiero el color de la línea gold de Matrix”. Esto fue lo que le dije al equipo de Carmelo Abad Peluqueros (peluquería ubicada en Carrer de Guillem de Castro & Carrer de Murillo, Valencia), lo que se tradujo en un degradado de color. Durante el proceso, esto fue lo que aprendí y descubrí.

Color, sí, pero antes…

Llega a mis oídos la línea de Biolage RAW, productos capilares que respetan el medio ambiente, no contienen siliconas, sulfatos, parabenos  o colorantes artificiales.

Aunque como habéis visto en el vídeo pensaba: “¿Y esto para llevármelo a la piscina…? Sigo con mi experiencia y adelanto: Cuando usamos un champú, tendemos a buscar una suavidad inmediata ¿cierto?

Empiezo a entender el concepto. Vuelvo a preguntarme ¿y puedo cuidar mi cabello usando estos productos también cuando vaya a la piscina? “Seamos prácticos”, me dijo Carmelo Abad, dueño de Carmelo Abad Peluqueros, quien me aconsejó racionar tanto el champú como el acondicionador en pequeñas botellas de viaje, para reducir peso y espacio en mi mochila. He aquí cuando empieza mi concienciación: “Gema, hazlo, sé práctica, déjate las botellitas ya listas en la mochila y no se te olvidarán. Luego haz el mismo proceso que haces siempre, ponte el champú y luego el acondicionador”. Otro apunte, tras su aplicación el cabello desprende un aroma fresco y a la vez dulce.

Sigo relatando mi experiencia en el salón: así quedó mi cabello, con un degradado natural apostando por la nueva paleta de colores gold de Matrix. 

Espero haber contado de la forma más cercana esta experiencia. Me quedo con esto: Cuidar el cabello no solo se queda en la peluquería, pues tenemos a nuestro alcance productos que nos ayudan a tener un pelo sano. Solo nos falta rutina y conocimiento. Confiemos en los profesionales, dejémonos aconsejar.

Ahora lo confirmo, casi dos semanas con esas dos botellitas en mi mochila, ¡cuido mi cabello incluso yendo a la piscina!

 


Post patrocinado. Nunca hablaré de un producto que no responda a mis principios, gustos y valores.

¿Quieres recibir la newsletter?