No me gusta la presión ¿Por qué hacerlo?

by

No me gusta la presión. No quiero marcarme objetivos o por lo menos, no decirlos en voz alta. La auto exigencia deportiva me la guardo para mi. Nada de esto se cumplió. Vuelvo al principio y me pregunto ¿Por qué hago esto?

La fecha estaba marcada, 8 de enero, sin ninguna presión aparente. Era la carrera obligada, a la que no podía faltar, una de las referentes aquí en Valencia y la puesta a punto para el inicio del año. También, era la que se truncó la edición pasada por culpa de un resfriado. Esta vez tenía que ser especial ¿pero por qué sentía que tenía que serlo?

“No lo mires, es cuestión de confianza”. Así empezó todo, con las palabras de mi amigo José Sucman (BetaTrailRunner) quien un día me escribió para decirme: “Si quieres hacer 00:45 en una 10k, yo te acompaño” ¿Quería hacer 00:45 en una 10K? Ingenua de mí, llevaba demasiado tiempo con ese registro rondando en mi cabeza. Seguía con la cabezonería de que lo conseguiría, solo había un problema. Es cierto que hay que persistir hasta que logramos nuestros retos, pero este y cualquier otro, sin ser constante en los entrenamientos no se cumpliría. Lo sabía.

Diciembre 2016

00:45:22. ¡Ya lo tienes! “Sí, ¡lo tengo!” Ya parecía una realidad. Pese no haber sido lo constante que hubiera querido, los resultados ya empezaban a hablar. No sentía que “quizá” podría lograrlo, empezaba a confiar en que era capaz de hacerlo.

8 de enero de 2017

“Sí, lo vas a conseguir”, me decía Sucman. Por otro lado, mi entrenador me exigía que el NO lo borrase de mi mente y que esta vez SÍ sería posible.

Hacía frío, estaba nerviosa, calentamos y nos colocamos en el cajón de salida. No hizo falta que Sucman me lo recordase, sabía que no tenía que mirar el reloj en carrera. Palmadas al aire al son del tambor, todos éramos conscientes de que había llegado el momento de ¡correr!

Los dos primeros kilómetros los recordaré únicamente por los adelantamientos. Tenía que seguirle y no era una tarea fácil. Mucha aglomeración de corredores y dos kilómetros de adelantamientos constantes. Mi cabeza todavía no pensaba, solo disfrutaba. Pasamos el kilómetro cuatro y ya pensé “Voy bien”, buscaba el avituallamiento, tenía sed. Apunto de alcanzar el Puente Real me dije: “Como me pregunte cómo voy le respondo: “Ahora empieza la carrera”. Quería auto motivarme de que la cosa iba por el buen camino.

¿A cuánto iremos? Sólo le escuchaba que él me decía: “Vas muy bien”. Llegamos a la Avenida de Blasco Ibáñez y ya sentía que estábamos acabando. Fue aquí cuando empecé a sentir que igual no lo lograría. Quería acabar porque empezaba a sentir que estaba dando demasiado. Vi el Mestalla y pensé: “¿estamos llegando?” Sabía que no. Acabábamos de dejar el kilómetro 7 y todo apuntaba a que los últimos kilómetros me pesarían. Mi cabeza empezó a divagar demasiado. Mientras, Sucman me decía: “Vas muy bien”. Pero ¡Yo solo quería ver el kilómetro 8!

“¿Cómo? ¿Todavía no hemos llegado al kilómetro 8 y tenemos que pasar otra vez por el Mestalla? Ya no puedo más”. Recuerdo los gritos de Sucman y el estar pendiente de mirar hacia el frente, necesitaba ver cuándo se terminaba esa recta, cuándo llegábamos a esa rotonda que daba la bienvenida a la recta final. Estaba muy lejos o eso decía mi aliento. “¿Ahora dónde está el kilómetro 9?”

Me vino a la cabeza los entrenamientos de series y los piques entre los compañeros de entreno. Me auto convencí de que tenía que picarme contra mi misma. Alcanzamos esa recta, la recta final y los arcos, al fondo, nos esperaban. Me dejó. Sucman me dejó sola, se quedó atrás y solo escuchaba sus gritos persiguiéndome. “Sí puedo, solo un poco más”. No recuerdo si me dolían las piernas, si mi aliento no me daba para más, solo quería dar un poco más y terminar.

00:44:20 ¡Lo lograste!

10k_ibercaja_7

Y algo que hace años que no hago, ¡subirme a un podium! Logré quedar primera en la clasificación Femenina de Periodistas. Me sentí como una niña en lo más alto del podium. 🙂

Foto Sucman

Recapacito

No me gusta la presión y soy la primera que a través de las redes sociales, de alguna manera, anuncio mis motivaciones y sueños,  unos actos que se convierten en una auto exigencia. Sentimientos encontrados, pues me gusta haceros llegar mis sensaciones, pero a su vez no quiero convertirlas en una imposición.

Pero llegado a esto, analizo y recapacito. Siento que todo el camino y lo que le rodea merece la pena, ahora mismo tengo un sonrisa. Yo creo que esto, sí que tiene un sentido.

Aprovecho para dar las gracias a mi compañero de kilómetros, José Sucman, que se ofreció a acompañarme, confió en mí y me ayudó a lograrlo. Como no, a mi entrenador Haruki Shiraishi y mi nutricionista Andrea Ferrándis de Sanus Vitae, pues hemos formado un equipo para que esto sea posible, en definitiva, a todo el equipo de Sanus Vitae. Ahora la pregunta es ¿Seguimos?

10k_valencia_ibercaja_3

Foto Hastphoto

10k_valencia_ibercaja_2

sanus_vitae

7 Respuestas
  • Maria
    enero 11, 2017

    Que buena marca, enhorabuena!!

    http://jewelrunner.blogspot.com

  • Rafa Esteve
    enero 10, 2017

    Gema, cumplir objetivos es mágico! Quizá la magia sea luchar para alcanzarlos… Dicen que el día de la carrera solo se recoje la medalla, ya que el esfuerzo del entrenamiento te lleva a la meta… Me encanta competir contra mi mismo, sobre todo en la prueba del maratón… Luchar contra la mente… Muy buena crónica… Solo como anécdota, el día de la carrera estaba delante tuyo en la cola de los aseos… Pensé que eras tu, pero por si no era así no me atrevi a decir nada, solo te sigo en Facebook… Nos seguiremos viendo en las carreras… Vamos!!!

    • MissLeggingsRun
      enero 10, 2017

      ¡¡¡Hola!!!!! ¡¡¡Vaya!!! ¿Y no me dices nada? A la próximo dime algo ¡eh! 😉 La verdad es que tienes razón, luego cuando recuerdas el camino es cuando dices: Merece la pena. Muchas gracias y ¡seguro que nos vemos en otra! 🙂

  • Menkarima 56.
    enero 10, 2017

    Lo has descrito tal como tu eres, como lo sientes y como lo vives. Enhorabuena Gema.Estoy muy orgullosa de ti.

  • Dani
    enero 9, 2017

    ¡Claro que hay que seguir! Siempre hay que plantearse nuevos retos. Son la esencia misma de una vida completa. Varía tus retos. Que no se conviertan en algo rutinario para no perder la motivación. Y si no quieres sentir presión externa que tus retos sean parte de tu intimidad.
    ¡Mucho ánimo! ¡Si quieres, puedes!

    • MissLeggingsRun
      enero 10, 2017

      ¡Muchas gracias! Cuando se agradecen estos consejos. 🙂

¿Quieres recibir la newsletter?